lunes, 9 de mayo de 2011

GUSTAVO PIERRETI - Categoría 6. Juez que dictó acto administrativo

DIOS ES ARGENTINO Y JUDICIAL




AFIRMAN QUE APARECIÓ IMAGEN DE JESÚS EN UNA OFICINA DE LOS TRIBUNALES DE TALCAHUANO

Una empleada judicial afirmó haber visto reflejada la imagen de Jesucristo en una pared de su oficina mientras se encontraba trabajando, habiendo ocurrido dicha aparición en el tercer Piso del Palacio de Tribunales de la calle Talcahuano, causando conmoción entre los jueces y empleados judiciales.


La aparición de la imagen religiosa se produjo en el despacho de la secretaria del juzgado de Instrucción Nº 6, Karina Auletta, quien se encontraba de licencia, siendo vista dicha imagen por la secretaria suplente , quien luego de observar la aparición comenzó a llamar a sus compañeros, con el fin de confirmar lo que estaba viendo, según publicó el diario Crítica de la Argentina en su edición de hoy.


Hasta el juez Gustavo Pierretti, quien se encuentra a cargo de dicho juzgado, fue convocado a ver la imagen, dando la razón a quienes afirmaban que se trataba de una imagen religiosa.


La imagen, apareció sobre una mampara de madera, habiendo aparecido una sombra negra de un metro de alto, la cual se fue desvaneciendo sola con el correr de los días.


Desde el juzgado evalúan la posibilidad de informar lo ocurrido a la Cámara del Crimen, a la vez que analizan consultar a un sacerdote acerca del hecho.



¿En manos de quién estamos?

Sra. Secretaria Karina Auletta,

por favor no se tome más licencias

que sus compañeros se ponen como locos...


Cuando me toque un caso en ese juzgado,

¿con qué argumento recuso al insano del juez?

15 comentarios:

Anónimo dijo...

che, no será que el juez es Satanás?

Gustavo Pierreti dijo...

Estimados,
bastante intolerancia muestra esta entrada. Qué perjuicio tuvo algún litigante por esto? Objetivamente, me parece una burla hacia los creyentes y hacia mi persona.
Saludos cordiales.

ABovino dijo...

Estimado señor Pierreti:

Si algún litigante tuvo o no perjuicio, eso no lo sé. La propuesta es mía, porque me parece absolutamente irracional el hecho de analizar si llamaban un sacerdote.

Acá no ha habido ninguna burla hacia los creyentes, cada uno es libre de pensar y creer en lo que quiere. El problema es cuando un funcionario público —y Ud. lo es— actúa como creyente y no como funcionario.

¿Habría llamado Ud. a un rabino si lo que "aparecía" era la "imagen" de una estrella de David? ¿Habría llamado a Ud. a un monje budista si "aparecía la imagen" de Buda?

El hecho de que Ud. en su calidad de juez simplemente pensara en la posibilidad de convocar a un sacerdote me resulta preocupante.

¿Cree que eso no me preocuparía a mí si tuviera que litigar varios casos que he llevado en los cuales las creencias religiosas podían afectar el resultado?

Usted es un funcionario público, y yo tengo todo el derecho a criticarlo por sus actos en calidad de tal; se llama crítica política y es un aspecto esencial de la libertad de expresión.

Por supuesto, queda Ud. invitado cordialmente a ejercer su derecho a réplica en forma de entrada, basta con que lo envíe al correo del blog (fiestaporlajusticia@gmail.com).

Cordiales saludos,

ABovino

ABovino dijo...

Sr. Pierreti:

Me olvidaba de agradecerle especialmente —esto es en serio— que haya hecho su comentario.

Cordiales saludos,

AB

Guillermo Nicora dijo...

No veo por qué tanta noticia: vuelta a vuelta sabemos de alguien que le vio la cara a Cristo en el juzgado (normalmente de tarde / noche, cuando el turno vino tranqui pero igual se quedan...)

MR dijo...

Pregunto en serio: ¿para qué iban a informar a la Cámara de la aparición de Jesucristo en un despacho?

Anónimo dijo...

Estimado A.B.,

Fuera de la tergiversación, que espero no sea maliciosa, que realiza de los hechos, no veo relación entre lo que usted sostiene (que actué como creyente en vez de funcionario público). ¿Es que pensar algo implica una descalificación a mi actuación como funcionario? ¿No le parece que está, de alguna forma, usando un criterio que no corresponde con lo que dice defender –tolerancia, igualdad, etc..? ¿Llamé a un sacerdote? ¿Recé públicamente frente a esa imagen? ¿Y si lo hubiera llamado? ¿Y si hubiera rezado unos minutos arrodillado frente a esa imagen?
Referirse a los signos de otras religiones me parece útil para lo que quiero señalar. Si un empleado de otra religión “viera” (entre comillas lo escribo, no sea que ofenda su profunda “racionalidad”) una estrella o un Buda, no tendría problema en que ese empleado llamara a un rabino o a un monje budista. Si eso no afecta el ejercicio de su función, está dentro de la libertad de cada uno.
Ciertamente tiene todo el derecho a criticarme por mis actos en calidad de funcionario. Es más, tiene todo el derecho a criticarme como persona también, pública o privadamente. Personalmente, no creo haber incumplido en forma alguna mis deberes como funcionario público.
Si tuviera que litigar casos en los que usted cree que las creencias pueden afectar el resultado, quédese tranquilo. No encontrará en mis sentencias argumentos de fe. Supongo que estará pensando en casos de aborto –no se a que otro caso se referirá-, pero la verdad es que no me parece que el aborto sea una cuestión de fe. Es simplemente biológica.
No puedo menos que lamentar su crítica, que, en mi opinión, refleja intolerancia hacia los creyentes. Evidentemente usted está en todo su derecho de ejercer su intolerancia públicamente (vuelvo a insistir, no me está criticando por ser buen o mal juez sino por ser creyente). Yo estoy en todo mi derecho de lamentarla.

Cordiales saludos,
Gustavo Pierreti

Anónimo dijo...

Disiento con la postulación del Sr. Pierretti...Simplemente porque no es JUEZ, sino secretario Subrogante!!! Bovino, me extraña... A propósito, no habría que postular a los cortesanos que dictaron el fallo "ROSZA", porque eso de que es inconstitucional pero igual "ESTA BIEEEEEEEEEEEN" a lo "todo por dos pesos" no tiene desperdicio....
P/D: Aguante la Mestrini!!!!!!
Muy bueno el blog

Anónimo dijo...

Estimado A.B.,

Fuera de la tergiversación, que espero no sea maliciosa, que realiza de los hechos, no veo relación entre lo que usted sostiene (que actué como creyente en vez de funcionario público). ¿Es que pensar algo implica una descalificación a mi actuación como funcionario? ¿No le parece que está, de alguna forma, usando un criterio que no corresponde con lo que dice defender –tolerancia, igualdad, etc..? ¿Llamé a un sacerdote? ¿Recé públicamente frente a esa imagen? ¿Y si lo hubiera llamado? ¿Y si hubiera rezado unos minutos arrodillado frente a esa imagen?


Referirse a los signos de otras religiones me parece útil para lo que quiero señalar. Si un empleado de otra religión “viera” (entre comillas lo escribo, no sea que ofenda su profunda “racionalidad”) una estrella o un Buda, no tendría problema en que ese empleado llamara a un rabino o a un monje budista. Si eso no afecta el ejercicio de su función, está dentro de la libertad de cada uno.
Ciertamente tiene todo el derecho a criticarme por mis actos en calidad de funcionario. Es más, tiene todo el derecho a criticarme como persona también, pública o privadamente. Personalmente, no creo haber incumplido en forma alguna mis deberes como funcionario público.

Si tuviera que litigar casos en los que usted cree que las creencias pueden afectar el resultado, quédese tranquilo. No encontrará en mis sentencias argumentos de fe. Supongo que estará pensando en casos de aborto –no se a que otro caso se referirá-, pero la verdad es que no me parece que el aborto sea una cuestión de fe. Es simplemente biológica.

No puedo menos que lamentar su crítica, que, en mi opinión, refleja intolerancia hacia los creyentes. Evidentemente usted está en todo su derecho de ejercer su intolerancia públicamente (vuelvo a insistir, no me está criticando por ser buen o mal juez sino por ser creyente). Yo estoy en todo mi derecho de lamentarla.


Cordiales saludos,
Gustavo Pierreti

PORLAJUSTICIA dijo...

Anónimo del 14 de mayo a las 15:51:

Estaba actuando en esa calidad funcional. De allí mi postulación.

En cuanto al Fallo de la CSJN, ¿qué pretendías que hicieran, que anularan todos los procesos? Yo estoy de acuerdo con el fallo, al menos en lo esencial. Pensá que éramos cuatro considerados insanos los que antes de ese fallo cuestionábamos a los jueces no-jueces.

Por último, a propósito del "¿no habría que postular..". Podés hacerlo vos.

Saludos y gracias por el comentario,

AB

PS: EStimado G. Pierreti, gracias por su respuesta, que logre subir, depués le contesto

Anónimo dijo...

A.B.: Claro que no pretendía de la Corte que anule tooodos los procesos, sólo aquellos en los que los 4 insanos (entre los que me incluyo) discutíamos la cuestión. No hubiera sido tan grave -ya tuve oportunidad de discutirlo personalmente con Ud.-, pero seguro que hubiera generado que hoy no existan luego de más de 6 años vacantes en todos los fueros de la justicia nacional y federal. Por lo demás, no los postulo a los cortesanos porque de esta Corte no espero más que lo que hacen...fallos como "Rosza" o aplicar el 280 CPCC... Lo de la candidatura del Sr. Pierreti era sólo para agregar que no sólo los que son formalmente jueces merecen los premios, fue una ironía...
Saludos.
El anonimato se debe a temores de censura, justamente...

PORLAJUSTICIA dijo...

Anónimo, me dejaste con una terrible intriga, ¿me escribís a la dirección del blog?

AB

Anónimo dijo...

Ya llegarán noticias mías...
Aclaración: En realidad, más que un enigma, el mensaje incluye una falta total de conocimiento para descubrir -luego de más de 10 minutos de buscarla- cuál es la dirección de mail del blog, jejeje...
Saludos y gracias por las respuestas que recibí siempre.

PORLAJUSTICIA dijo...

Señor G. Pierreti:

No entiendo de dónde saca Ud. que yo haya afirmado que incumplió con sus deberes de funcionario público.

Tampoco espero encontrar argumentos de fe en sus sentencias, pero el simple hecho de afirmar lo siguiente del aborto —caso en el cual no había pensado, así que supuso mal—:

"la verdad es que no me parece que el aborto sea una cuestión de fe. Es simplemente biológica".

... demuestra, precisamente, mi punto. Afirmar que la discusión sobre el aborto es solo biológica es el argumento racional que Ud. utiliza aquí y que también escribiría en una sentencia.

De allí a que en una persona (creyente o no) no operen de manera efectiva sus creencias religiosas en una decisión sobre el aborto, sea de manera conciente o inconciente, hay una gran distancia.

Ud. no estaba actuando como creyente. Cuando el juez va al despacho de la secretaria y frente a los demás funcionarios discute si notificar a la Cámara y llamar a un sacerdote está actuando como juez, aunque no esté dictando sentencia.

Y si pensó en la posibilidad de llamar a un sacerdote fue —asumo— porque los sacerdotes merecen su credibilidad. En consecuencia, frente a una situación que se dio en el ámbito laboral, Ud. como juez al menos pensó que la opinión de un sacerdote podría ser de utilidad. No la de un rabino, ni la de un monje budista, la de un sacerdote católico.

Ser católico no debe ser juzgado ni como algo bueno ni como algo malo, siempre que ello quede fuera del ejercicio de su función. Y en este caso no fue así.

En cuanto a la tergiversación de los hechos, puede estar seguro de que no ha habido mala fe. Fíjese que no parafraseé lo que leí en la fuente de la noticia, sino que la reproduje textualmente.

Finalmente, le quiero agradecer con sinceridad su participación a través de estos comentarios. Ha sido el único que ha participado.

Saludos, ABovino

PORLAJUSTICIA dijo...

Anónimo, creo que te saqué...

La direccion es fiestaporlajusticia@gmail.com.

Escribí que es para mí en el "asunto"

saludos, AB